¿Quién fue B.K.S. Iyengar?
¿Quién fue B.K.S. Iyengar?

Yogacharya Sri B.K.S. Iyengar, nuestro guru, nació en diciembre de 1918 y falleció en agosto de 2014, a la edad de 96 años. Gracias a su dedicación, compromiso y generosidad en la transmisión de sus experiencias es que millones de personas en el mundo entero pueden, hoy, experimentar los beneficios de la práctica del Yoga. Mediante su destreza en asana y pranayama fue capaz de abordar los aspectos más profundos del yoga y guiar a sus discípulos a internarse en ellos, para comprender que la práctica del yoga no se reduce a una postura, sino que tiene como finalidad encontrar la paz y la felicidad en las acciones que realizamos.

Su vida

Su nombre completo fue Bellur Krishnamachar Sundararaja (BKS) Iyengar. Nació el 14 de diciembre de 1918 en Bellur, una pequeña comunidad campesina de Karnataka, al sur de India, en el seno de una humilde familia brhamin. Durante su infancia, su precaria salud lo llevó  a padecer malaria, fiebre tifoidea, cuando aún no existían los antibióticos. Estas enfermedades hicieron que llevara una infancia plagada de dificultades, lo que se tradujo en una escolaridad discontinua. Su estado físico difícilmente se acercaba al de los niños de su edad.

A los dieciséis años contrajo tuberculosis y le pronosticaron tres años de vida. Ese mismo año fue llevado a Mysore ante su cuñado y profesor Sri T. Krishnamacharya y es allí donde B.K.S. Iyengar, con un cuerpo fatigado y rígido, fue introducido por primera vez en el arte del Yoga. A los 18 años, fue enviado a Pune por su gurú a enseñar y predicar el yoga ya que Sri T. Krishnamacharya (su maestro) no conocía ni hablaba bien el inglés. Este viaje que le llevó a enseñar yoga hizo que tuviera que separarse de su gurú y sus enseñanzas. Por este motivo, se vio obligado a experimentar en sí mismo y en su propio cuerpo, día tras día el conocimiento adquirido. Fue su práctica honesta, comprometida e intensa la que le ayudó a explorar y alcanzar la perfección en las asanas del yoga. El 26 de enero de 1973, Guruji sentó las bases del Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute (RIMYI) en Pune, nombrado en honor a su esposa Smt. Ramamani Iyengar. El instituto fue inaugurado el 19 de enero de 1975. Desde ese entonces, sus hijos, Geeta y Prashant, y ahora también su nieta Abhijata, estuvieron y están involucrados en el camino del yoga, enseñando junto a él en el Instituto.

El Método Iyengar

A pesar de la resistencia de nuestro maestro Yogacharya Sri B.K.S. Iyengar en llamar “Método Iyengar” a su manera de practicar, es así como este se ha popularizado alrededor del mundo, siendo reconocido mundialmente como uno de los profesores de yoga contemporáneo más importantes del siglo XX. El método Iyengar define detalladamente las acciones realizadas en cada parte del cuerpo, garantizando una práctica correcta, segura y de plena eficacia. La precisión técnica es el instrumento para alcanzar la integración entre cuerpo, mente e inteligencia, despertando la profundidad de la percepción y la expansión homogénea de la conciencia.

El Método Iyengar

Algunas de las características esenciales del método son:

Precisión: Hay especial énfasis en la correcta alineación del cuerpo en las asanas.

Secuenciación: El método trabaja desarrollando secuencias coherentes de asanas que van desde lo más básico a lo más avanzado, preparando al practicante para poder acercarse con seguridad y mayor comprensión a las asanas más complejas. Se trabaja en una progresión segura y sistemática para desarrollar las habilidades y capacidades de cada estudiante, dentro de cada clase y de clase en clase.

Tiempo: Las asanas se mantienen durante diferente cantidad de tiempo, dependiendo del objetivo a trabajar y de la secuenciación.

Props: El método utiliza diferentes tipos de elementos (mantas, sillas) y soportes (bloques, aparatos de madera, cintos, cuerdas), la mayoría de ellos diseñados por el mismo Guruji (B.K.S. Iyengar), que ayudan al practicante a llevar a cabo las acciones correctas dentro de cada postura conduciéndolo hacia la comprensión profunda de cada una y posibilitando que personas con dificultades puedan realizarlas.

Filosofía: El método basa su enseñanza en los Yoga Sutras de Patanjali, un texto fundacional del Yoga que nos entrega el trasfondo filosófico y espiritual de la práctica.

Integración: Cada una de las características anteriores nos permiten decir que el Método Iyengar es y puede ser practicados por todos.

Más información sobre B.K.S. Iyengar en su sitio oficial: http://www.bksiyengar.com

Patañjali
Patañjali

El yoga es tan antiguo como la civilización. La filosofía y el método práctico del yoga se mencionan ya en los Vedas y en algunas Upanishads. El trabajo de compilación, sistematización y codificación de toda la filosofía del yoga en forma de aforismos es obra de Patañjali. Patañjali vivió entre el 500 y el 200 AC. Plasmó su sabiduría en tres textos acerca de la gramática, la medicina india -conocida como el Ayurveda-, y el tercero sobre yoga: conocido como “Los Yoga Sutras de Patañjali”. Son 196 aforismos donde Patañjali explica claramente que es el yoga. En el 2º aforismo del Samadhi Pada lo define como “yogah citta vritti nirodhah”, lo que significa que “el yoga es el cese de las fluctuaciones de la conciencia” - (entendiendo que la conciencia está compuesta por mente, inteligencia y ego) -. Habla también sobre las aflicciones de esa mente para la continuidad en la práctica del yoga y de los obstáculos del desarrollo espiritual.